ALVOR, ALGARVE: VOLUNTARIADO LABORIOSO PERO PLAYERO

Tres nuevos amigos, tres países diferentes, Argentina, España y Francia. Un viaje en carretera desde el centro del país hasta el sur, después de haber finalizado el primer voluntariado en Almada. Una tarde por demás calurosa, unos panchos en el camino y una canción de fondo que repetía incontadas veces una poética frase, “tócate tu misma”. Ese era el comienzo de nuestra aventura hacia el nuevo y laborioso voluntariado que nos esperaba en Alvor, Algarve, sur playero de Portugal.

 

 

CONOCIENDO NUESTROS NUEVOS AMIGOS SEMANALES EN ALVOR

Después de varias horas de viaje, en las que nos íbamos derritiendo poco a poco, llegamos a destino. Él y yo, iríamos al mismo voluntariado, mientras nuestra amiga Española tenía reservado otro, a la vuelta del nuestro.

En este caso, nos recibió una habitación en planta baja, con varias camas. Una de ellas, ocupada por una voluntaria que venía escapando también del mismo hostel que nosotros. Otra, por la brasilera mas argentinizada que conocí en mi vida. Y una tercera, por una niña joven que parecía extremadamente frágil, pero que venía de hacer un voluntariado en Africa y ya había viajado mas que todos los integrantes de esa habitación.

Y allí estábamos nosotros, para ocupar dos camas mas, junto a nuestras nuevas compañeras de aventura semanal.

UN HOSTEL LABORIOSO: LISTOS PARA “LIMPIAR POR EL MUNDO”.

El hostel, en realidad una Guest House que hospedaba solo a parejas, estaba realmente muy cerca de la playa y era totalmente lo contrario a nuestra primer experiencia. Y cuando digo “lo contrario”, me refiero a todo. Habíamos pasado de trabajar prácticamente nada, a trabajar lo que nunca en nuestras vidas.

Nuestro horario era de 7 am a mediodía. El día comenzaba con nuestras caras dormidas en la cocina, en donde ayudábamos  a preparar el desayuno. Allí estaba la dueña, la que lo dirigía todo, TODO. Solía estar siempre alegre, sobre todo para los huéspedes, aunque a veces no contaba con la mejor forma a la hora de dirigirse a nosotros; era demasiado perfeccionista, característica que “sus voluntarios” debíamos sacar a relucir en el trabajo.

Por suerte, el equipo se completaba con dos ayudantes fijas, que estaban presentes para todo lo que necesitábamos.

El trabajo: Exprimir naranjas, preparar platos varios, atender a los huespedes, lavar vajilla y terminado el desayuno, limpiarlo todo!: Sillas, mesas, cuadros y más!.

Lo malo, en esta ocasión, es que no teníamos día libre alguno, porque nuestra superior consideraba que se podía tener franco, a partir de los 6 días trabajados. Nosotros el día 7 cambiamos de destino y finalmente nos separamos.

Otro punto en contra de este voluntariado fue que no se nos permitía cocinar, debiendo únicamente alimentarnos de ensaladas o comida lista para dar unas vueltas en el microondas.

Pero no todo son puntos en contra. Lo más importante, fue el grupo hermoso que se formó y el entusiasmo que teníamos para limpiarlo todo, alistarnos y salir a recorrer las preciosas playas del sur.

 

 

LLEGO LA HORA DE DESCANSAR: A LA PLAYA.

Terminado nuestro horario laboral, nos íbamos de paseo. Allá afuera, nos esperaba el sol, el mar, los helados, las caminatas, las fotos y muchos turistas.

En Alvor, disfrutamos del sol en  Playa de los tres hermanos y Praia de Arvor. También estuvimos en Lagos, en las playas de Ponta de Piedade, Praia de Dona Ana y Praia Do Camilo; además, pudimos recorrer su centro por la noche.

Las noches en el sur de Algarve, las encontramos repletas de extranjeros, en su mayoría provenientes de Alemania. En Alvor, la edad de los personajes nocturnos que salían a beber unas copas, duplicaba la nuestra. Parece que la juventud no elegía exactamente esa zona.

Sin embargo, de mi segundo voluntariado en el sur, me llevo experiencias totalmente agradables, amigos e historias de vida dignas de escuchar. Además, aprendí lo maravilloso que es viajar sin planes y dejarse llevar.

 

EL SÉPTIMO DÍA. NUEVO DESTINO

Lista para emprender el próximo destino

Llegó el séptimo día, una mañana a mediados de septiembre. Ya no más carretera con amigos, era hora de despedirse. Nuevamente, me calcé la mochila y me preparé para cruzar en micro de sur a norte.

A la noche, llegaría a mi tercer destino de voluntariado. Braga, sería mi nuevo hogar por varios meses!. Me esperaban amigos, aprendizaje interno y mucho nuevos lugares por conocer!.


Sí mis historias de voluntaria por el mundo te están gustando, sí estas listo para limpiar cada rincón del planeta o si simplemente te gustaría vivir la experiencia del voluntariado, te cuento que es y como se hace, click!.

ERICEIRA, MI EXPERIENCIA DE HOSPEDAJE EN PORTUGAL

El 4/07/2018 llegué a la caótica Lisboa, Portugal, junto a una amiga. Fueron solamente 3 días, en los que las calles abarrotadas, sus cervezas a precios regalados, sus panaderías y tranvías, nos enamoraron, pero también nos abrumaron un poco. A partir de entonces, decidimos movernos a Ericeira, a 37 km de Lisboa. Allí, nos recibió un pueblo de pescadores y playas encantadoras, donde el surf y el yoga son los protagonistas.

 

   

 

 

LA CASA DE LUIS

Llegamos a Ericeira a través de Bla Bla Car, una aplicación de coches compartidos, que conecta conductores con pasajeros y que permite que te muevas por Europa a precios razonables. Nuestra conductora estrella era Inés y no solo nos llevó de Lisboa a Ericeira, sino que también, nos puso en contacto directo con Luis, un amigo que estaba alquilando su casa. Todavía, no habíamos llegado a destino y ya teníamos un posible nuevo hogar!

Mientras tanto, nos alojamos por 3 días en un hostel y al termino de nuestra estadía, nos mudamos!. Nuestro nuevo amigo Luis, un fanático del surf,  tenía su propio espacio, mientras nosotras contábamos con un cuarto, salón y baño propios, que no se conectaban con la casa de él. Además, teníamos una cocina, ubicada en una especie de quincho en el patio. Sólo, compartíamos el jardín.

El alquiler nos costó 300€ por mes, cada una. Una locura irrepetible!. Estábamos bastante alejadas de la playa, pero teníamos privacidad y también un poco humedad y bichos varios.

En agosto, nos fuimos de “la casa de Luis”, porque él prefirió alquilarla para uso vacacional a precios inalcanzables, lo que le rendía mas que nuestro alquiler.

LA PEQUEÑA CASA COMPARTIDA

Nuevamente, por el “boca a boca” dimos con una pequeña y minúscula casa, en el centro de Ericeira. Nuestro nuevo hogar, contaba con 3 cuartos, cocina, baño y sala. No fue fácil dar con él. Tuvimos que superar algunas visitas previas, como la de un “sucucho”, que no tenía puerta en el baño!. Todavía me pregunto si algún ser aceptó ese cuarto!!.

En este nuevo y pequeño hogar, dormíamos en una pieza donde, con mucha suerte, entrabamos las dos y nuestras mochilas.  Pagamos 150€ cada una, por 15 días. Era   totalmente acogedor, con un toqué intimo y familiar. Recuerdo aquellas mañanas en las que compartíamos los espacios comunes con una familia de Polonia. Dos niños que no entendían una palabra en inglés, pero que lograron desayunar y comunicarse conmigo a través de señas y abrazos. Dos niños de Polonia, una argentina, un desayuno y unos dibujitos en portugués, se convirtieron en la mañana perfecta!. Nadie entendía nada, pero todos nos reíamos!.

 

CAMBIANDO RUMBOS:

Teníamos solamente 15 días disponibles en aquel pequeño hogar, que luego sería ocupado por otras personas. Durante la búsqueda de un nuevo techo, me di cuenta que no quería continuar en Ericeira, que no estaba cumpliendo mis objetivos de viaje, que no estaba avanzando por el camino correcto. Así fue, que decidí recurrir nuevamente a las despedidas; esta vez para partir sola a nuevos rumbos.

El 2/09/18 me calcé de nuevo la mochila, que ya extrañaba llevar a cuestas, y empecé la hermosa aventura de los voluntariados; si quieren saber que son los voluntariados, como funcionan y demás información, click!. Y también pueden leer mis experiencias en Almada, Alvor y Braga!.

Esos fueron los dos hogares en los que debí pagar alquiler, hasta llegar a la conclusión que no tenía ganas de alquilar por el mundo. Quería rumbear libre, poniéndome yo las fechas límites para quedarme en un lugar y no tener que irme cuando me dijeran. Además, mi intención era aprender nuevas actividades y adentrarme en la cultura portuguesa cada día. Por eso, agarré el volante y cambie la carretera.

Hasta luego Ericeira

 

 

¿POR QUE PORTUGAL? PROS Y CONTRAS DE VIVIR EN ESTE PAIS

Cuando anoticié a mi entorno sobre mi locura viajera, escuché decenas de veces la pregunta: ¿Por qué Portugal?. A lo largo de mi aventura, las 3 palabras volvieron a resonar en mis oídos. Así fue que en viaje, fui respondiendo internamente esa cuestión y en este artículo les cuento los pros y contras de vivir en este país.

¿PORQUE PORTUGAL?: UNA RESPUESTA VELOZ.

Intentando dar una respuesta veloz a esa pregunta, elegí Portugal porque era una visa nueva. Por lo tanto, estaba disponible al momento en que yo quería revolear el tablero. Además, sus requisitos no eran nada complejos y venían otorgando la visa sin problema.

Fuera de la respuesta anterior, no encontraba otra justificación viable sobre mi elección. Pero las respuestas correctas fueron llegando a medida que daba un nuevo paso en este viaje.

Sin embargo, no solo encontré paisajes bonitos y respuestas positivas. Así, que en vez de contarles que la vida en viaje es de color de rosas, vamos a develar la otra cara de la ciudad portuguesa.

CONTRAS DE VIVIR EN PORTUGAL.

  • Sueldo bajo. Al 2019 el salario mínimo es de 700€. Nos alcanza para vivir dentro de Portugal, aunque a la hora de alquilar pone a temblar los bolsillos. Además, cuando salimos fuera del país, los precios están por las nubes y nuestro sueldo queda chico. Click para saber más sobre los sueldos.
  • Alquileres a precios altos y dificultad para encontrar lugar. Es un destino en auge, que no solo atrae turistas, sino también a muchísimos estudiantes que vienen de distintas partes del mundo. Y a brasileros que deciden rehacer su vida aquí. Estas son las razones por las cuales los precios están por las nubes. Acá les cuento un poco mas y les doy tips para alquilar y no vaciar el bolsillo.
  • La sociedad todavía está en proceso de crecimiento. Es un país que se desarrolló y creció de golpe. Un día, la sociedad se encontró con esa novedad y tuvo que empezar a ponerse a tono; pero todavía está en proceso. Es por eso, que por momentos puede resultar machista y conservadora. A veces, dependiendo la zona en la que se encuentren, se torna un poco más difícil llegar a socializar con sus habitantes. Aunque estás características, por suerte no se ven todos los portugueses.
  • La mirada intensa de la gente: No se si esto se da en todo Portugal, pero desde que llegué al norte noto mucho esa mirada intensa. Es tanto de hombres como de mujeres. Esa mirada que va de cabeza a pies y te persigue por cuadras. Obvio, que no es algo nuevo para quienes venimos de argentina, pero igualmente no es nada agradable.
  • El poco conocimiento que hay sobre nuestra visa: En cuanto a la visa Working Holiday, poco se conoce todavía. Puede ser bastante engorroso conseguir trabajo, porque parece que nos pusieron un artículo equivocado en nuestra visa, que no nos permitiría realmente trabajar. Pero es solo cuestión de buscar y buscar, porque se consigue!.
  • La hora de los trámites: Al momento de hacer tramites, en algunos casos, suele pesar mucho la presencia de quien tenemos en frente. Es decir, depende de quien nos atienda, podremos o no hacer algunos trámites.

PROS DE VIVIR EN PORTUGAL

  • Posibilidades laborales. Aunque siempre depende de lo que uno busque y en que zona., hay mucho trabajo. Sobre todo en restaurantes y bares; esos trabajos que los locales prefieren pasar de largo. Acá les cuento más sobre trabajar en Portugal.
  • Uno de los destinos más económicos de Europa. Las compras comestibles y hasta darse un gusto, como ir a comer, no nos van a vaciar los bolsillos. Además, pueden llegar a tomarse una cerveza en Lisboa, por tan solo 1€. El problema, llega cuando vamos a visitar otros país y ya no nos cierran los números!.
  • El idioma se aprende rápido y el portuñol va a ser nuestro gran amigo: Al principio, probablemente no entiendan nada, porque hablan rápido y cerrado. Sin embargo, tienen palabras muy parecidas a las nuestras y les sera fácil aprender escuchando. Si quieren, pueden leer este artículo sobre idiomas y cursos antes de comenzar un viaje.
  • Es un buen destino para arrancar, con sociedad similar a la nuestra sin choque cultural: Se van a adaptar rápidamente al entorno, porque es muy similar al nuestro.
  • La comida y la pastelería son excelentes: Y si, porque viajar también es hacer turismo gastronómico y les digo que ese punto está mas que aprobado! Disfruten de los pasteles de Belem y el Bacalhao en todas sus variantes!.
  • Es un buen punto del mapa para salir a recorrer otros destinos: Hay muchas ofertas económicas desde Portugal a otros países europeos.
  • Su belleza: Un país que ofrece una variedad de esplendor y paisajes. Generalmente poco conocemos sobre Portugal, por lo que van a venir sin saber mucho y se van a llevar una gran sorpresa!.
  • Los portugueses: Aunque puse como contra que pueden ser un poco complicados a la hora de socializar, también les digo que eso no los encierra a todos. En base a mi experiencia, los nativos del norte portugués han resultado personas excelentes; están dispuestos siempre a ayudar al otro!.
  • El clima: Portugal es uno de los países menos fríos de Europa. No sufrí, como esperaba, el invierno. Y hay que tener en cuenta que pasé la época invernal en el norte, donde hace mas frío que en otras zonas.

RESPONDIENDO CON DATOS OFICIALES

Sí todavía les queda alguna duda sobre ¿Por qué Portugal?, les cuento que:

  • El país fue seleccionado como el mejor destino del mundo según la World Travel Association, en el 2018.
  • A su vez, en el mismo año, el Archipielago de Madeira (Isla portuguesa), fue elegida la mejor isla para destino turístico.
  • La ciudad de Braga, al norte, fue distinguida como segundo mejor destino turístico europeo del 2019.

UNA OPINIÓN PERSONAL

Más allá de los pros y contras de vivir en Portugal, no puedo dejar de emitir mi opinión personal. Este destino, que suele ser dejado afuera a la hora de una visita por Europa, es realmente increíble. Portugal, tiene una variedad de paisajes y gastronomía para ofrecer, que deja impresionado a cualquiera.

Sin embargo, si su idea principal es venir a hacr plata, les recomendaría que busquen otra opción. Ahora, si quieren empezar de cero, con facilidades laborales y en un país donde la seguridad es la gran reina, sean bienvenidos a Portugal!.


Para quienes no lo saben, J.K.Rowling se inspiró en Portugal, exactamente en Porto, al momento de idear los escenarios de la historia que la llevaría a la fama. Es que este país es un lugar mágico, que tiene la capacidad de inspirar a cualquiera que decida rumbearlo.

Ahora que conocieron las buenas y las malas, ¿están listos para rumbear por Portugal?.

BRAGA: TERCER VOLUNTARIADO EN EL NORTE PORTUGUES.

Llegué a Braga, una noche de domingo a mediados de septiembre. Había cruzado Portugal de sur a norte y por fin ponía un pie en la ciudad de mi tercer voluntariado, al que postulé por un mes. Sin embargo, ese no sería el tiempo por el cual me quedaría.

UNA LLEGADA ANECDÓTICA A BRAGA

Luego de recorrer el mapa portugués en micro, llegué a destino. En cuanto me dispuse a dirigirme a mi nuevo hogar, la batería del celular me abandonó, por lo cual, no había GPS que me acompañara!.

Me refugie en una esquina, esperando un milagro, pero el celular no revivió. Aunque, tuve un golpe de suerte. Una pareja, ella mexicana y el portugués, se acercó a ayudarme. Recién llegaban de un viaje desde China a Portugal y se vieron reflejados en mi situación mochilera perdida. Al principio, me costó dejarme ayudar, pero luego no hice mas que confiar.

Entre charlas, historias de vida y anécdotas por el mundo, me acompañaron hasta el hostel. Fue en ese camino y gracias a que la batería me abandonó, que encontré a mis primeros amigos en este nueva ciudad.

BIENVENIDOS A IN BRAGA HOSTEL

Llegué sana y salva a destino. Cuando abrí la puerta de In Braga Hostel, me envolvió una atmósfera familiar y de paz. Algo me decía que había llegado al lugar correcto.

Atrás del mostrador de recepción estaba Luis, que me recibió amablemente y me presentó mi nuevo cuarto; femenino, compartido con 5 huéspedes.

En la cocina, los chicos me incluyeron rápidamente al grupo y me dieron la bienvenida con vino y comida. Comenzó la hora de las charlas y el relato de historias de vida. Hice un resumen de lo que venía viviendo y me fui a dormir con una buena impresión del lugar y su gente. Me esperaban dos días libres para recorrer la ciudad y recargar pilas!.

A TRABAJAR!.

Después del descanso, empezaron los días laborales. Debía trabajar 5 veces por semana, durante 6:30 hs, con dos días libres. Los horarios eran rotativos:

Turno mañana de 7:30 a 14 hs. Las tareas: servir el desayuno, hacer check out y limpiar.

Turno tarde de 11 a 17:30 hs. Tareas: Limpiar y hacer check in.

Turno noche de 17:30 a 00 hs. En ese horario, se mantienen los espacios comunes limpios y se continúa haciendo check in, si corresponde.

Los primeros días trabajé acompañada, por lo que mis compañeros me explicaron todo. En cuanto obtuve las herramientas necesarias para largarme sola, comencé a trabajar por la noche y luego fui rotando, hasta hacer mayormente las mañanas.

El hostel me cubrió todas las comidas y también el hospedaje. El cuarto compartido duró solo unos días, porque después me asignaron una habitación privada, que esta en el altillo y que yo apodé “el bunker”.

El trabajo es ameno y agradable. Pude aprender el manejo interno de reservas on line, y hasta algunas técnicas de limpieza. Además, tuve la posibilidad de poner en práctica el ingles y aprender el portugués.

MIS DIAS LIBRES

Dos días a la semana los aprovecho para descansar. Aunque en realidad, en algunas ocasiones también trabajé. Es que además de ahorrar plata, llegó un momento en que había que empezar a ganar!. Así es que comencé a desplegar mis conocimientos de bartender y barista, en un bar. Click acá, para saber donde estudié antes de emprender viaje.

En el hostel, me dieron la posibilidad de tomarme mas días libres cuando lo consideré necesario. Es decir, cuando sienta la imperiosa necesidad de viajar. Por lo que ya estuve 15 días en España y una semana en Italia. Luego, regresé nuevamente a cumplir obligaciones!.

TRAMITES EN BRAGA Y ESTABILIDAD EMOCIONAL.

En este destino de mi tercer voluntariado, no solamente llegue para trabajar, aprender, hacer nuevos amigos y seguir viajando, también pude ponerme al día con trámites. Tramité el NIF y abrí una cuenta bancaria. Además, me recorrí toda la ciudad en busca de un nuevo trabajo.

Braga me dio la posibilidad de estabilizarme un tiempo, en medio de este viaje. Fue entonces cuando recordé mis objetivos y mis ganas de emprender. Así, me puse manos a la obra para armar este blog que hoy en día están leyendo.

La segunda mejor ciudad de Europa 2019, me recordó que para mi el viaje era un medio para revivir mis sueños y pasiones; y me dio el tiempo, para recargar las energías y ponerme en movimiento.

BRAGA, UN LUGAR EQUILIBRADO:

Atrás habían quedado Almada y Alvor; y esos 15 días vacacionales de sol y playa. Braga, había llegado para quedarse por un tiempo. Fue, exactamente un año. y 3 días, para ser precisos!.

Siempre digo que este tercer destino, representó mi voluntariado equilibrado. El primero, fue desorganizado y prácticamente no trabajé, por lo cual poco aprendí. El segundo, era extremadamente estricto, perfeccionista y un poco estresante.

Braga, llegó para quedarse más de un mes. En el hostel tuve tiempo libre para alejarme a mi bunker , compartí momentos con otros, viajé, trabajé, aprendí, disrfruté y por sobre todas las cosas, crecí.

En Braga hay gente pero no la hay. Hay movimiento pero esta tranquilo. Hay fiesta, pero pasa desapercibida. Nadie se esperaba una Argentina en Braga, y muchos me preguntan ¿qué hago acá?. ¿Por qué Braga?.

Braga llegó para quedase un tiempo, para enseñarme a disfrutar el momento y darme las herramientas necesarias antes de continuar.

¿Y vos, estás listo para rumbear como voluntario y encontrar tu lugar equilibrado?

 

————————————————————————

Si querés saber que es un voluntariado, click. También te invito a leer sobre como aplicar a un voluntariado. Y por supuesto, mis experiencias anteriores en Almada y Alvor.